¿Que pasa Cuando un Carnivoro Decide Hacerse Vegetariano?

noviembre 25, 2010 at 10:54 am Deja un comentario

Cuando una persona decide hacerse vegetariana rápidamente salta la señal de alarma. ¿Dónde encontrarás las proteínas? ¿Verdad que sin carne no se puede vivir? Las proteínas las podemos encontrar, evidentemente, en la carne, pescado y huevos pero también tenemos muchas otras fuentes.
Los lácteos (leche, quesos, yogures y otros derivados) son un tema aparte ya que algunos vegetarianos también lo consideran como proteína animal ya que la leche es una secreción animal.
La mayoría de los vegetarianos, en cambio, la consideran una proteína vegetal y la convierten en una de las proteínas base de su dieta ya que los lácteos son muy agradables y no hay que cocinarlos.
Desde hace unos pocos años la Soja y sus derivados (Tofu y Tempeh) han ido tomando protagonismo y es muy fácil encontrar ya estos alimentos en tiendas de productos naturales e incluso en algunos supermercados.
Se pueden encontrar también en forma de hamburguesas, croquetas, patés, salchichas, empanadas y muchas otras variantes.
El Gluten o Hesitan se obtiene a partir del trigo y además de sabroso tiene un alto nivel de proteína. También se elaboran con él muchos productos listos para comer.
Las legumbres (lentejas, garbanzos, judías y guisantes) siempre han sido las reinas de las proteínas vegetales y combinadas con algún cereal (arroz, mijo, cous-cous, etc.) aumentan el número de aminoácidos esenciales de la receta.

El alga Espirulina, la Klamath y la Clorelason una de las fuentes de proteína vegetal más potentes. Además son muy ricas en Hierro y otros muchos minerales.
La levadura de cerveza se podría considerar un alga marina pero terrestre ya que sus propiedades son muy similares a esta alga. Hierro, Zinc B12 y proteína son sus cualidades más destacables.
Los frutos secos como las avellanas, almendras y las semillas de sésamo (ajonjolí) tienen también su buena proporción de proteínas y nutrientes.
Los germinados de alfalfa, soja o lentejas también nos ofrecen una gran fuente de estos nutrientes. La cebada cortada muy tierna contiene unos porcentajes elevados de proteína y además es muy remineralizante.

La verdad es que hacerse vegetariano es una opción personal que se ha de meditar muy bien antes de empezar. Hay que buscar un poco de asesoramiento para que no nos falten las proteínas, ni el hierro, ni la vitamina B12.
El trabajo físico, las personas que hacen mucho deporte, las etapas de crecimiento y el embarazo y la lactancia son unas de las situaciones que requieren más proteínas.
Nuestro consejo es que intenten  variar siempre el tipo de proteínas ya que cada una tiene sus ventajas y desventajas. Es una forma de no tomar nunca un exceso de un nutriente ni carecer de otros.

Las proteínas proporcionan los materiales que sirven para la formación y reparación de los tejidos del organismo. Fundamentales para el crecimiento, desarrollo y conservación de la vida. Son el alimento básico de las células y proporcionan los materiales que constituyen los músculos, huesos, glándulas, órganos internos, sistema nervioso,
sangre y otros líquidos del cuerpo, como así también la piel, el cabello y las uñas.
La calidad y cantidad de aminoácidos del amaranto y la quinoa los convierte en un alimento excelente. El Dr. Hugo Golberg es el Vicepresidente de la Asociación Argentina de Fitomedicina. Ésta es su opinión con respecto a las proteínas de origen vegetal: “La gente piensa que sólo la carne tiene proteína pero esto no es así. Algunos cereales, sobre todo en combinación con otros vegetales, son excelentes fuentes proteicas. En general, las proteínas vegetales son más variadas, completas, fáciles de digerir y económicas”.

La soja es el cereal con proteína vegetal más conocido y producido a nivel mundial. Sobre las carnes rojas, tiene la ventaja de disminuir el colesterol en sangre (colesterolemia). Pero existen otros vegetales, como el amaranto y la quinoa, dos plantas originarias de América, cuya calidad y cantidad de aminoácidos las convierte en un alimento excelente. Conocerlos y aprender a incorporarlos podrá brindarnos muchas ventajas.
La quínoa (conocida también como quínua), conocida como el “cereal madre” en la lengua quechua, fue
el alimento básico de los Incas durante siglos y contiene todos los aminoácidos esenciales. Es un grano blando, muy digestivo, de rápida cocción y apreciable sabor. Además, es muy fácil de usar y se comercializa en varias formas: grano, hojuelas, harina, pasta, panes galletas y bebidas. Y como no posee gluten está especialmente indicada para las personas celíacas (alérgicas al gluten).
El amaranto se cultiva en México, América Central y la región andina de América del Sur. Se lo conoce con distintos nombres como icapachi, sangorache e ilmi. Las hojas se aprovechan como hortalizas y sus semillas en calidad de cereal. Hoy en día, en los restaurantes vegetarianos se lo sirve como una gran novedad.

Ambas plantas, como otros recursos del universo vegetal, están a nuestra disposición y habrá que aprender a usarlos correctamente. El organismo consume proteínas pero no las almacena. Por eso, es necesario incorporarlas en la dieta de todos los días. Otra característica es que no puede tomarlas directamente de los alimentos. Es decir, durante el proceso de digestión, las transforma y las reduce a sus componentes más sencillos, los aminoácidos.


El cuerpo puede lograr aminoácidos de una forma limitada. No puede fabricar ocho de los aminoácidos que forman parte de las proteínas que consume y, en consecuencia, debe tomarlos directamente de los alimentos. Estos aminoácidos se llaman esenciales y son ocho:

  1. isoleucina,
  2. leucina,
  3. lisina,
  4. metionina,
  5. fenilalanina,
  6. treonina,
  7. triptofano y
  8. valina.

La buena calidad nutricional de la comida se logra cuando se combinan en una misma ingesta proteínas que compensen sus deficiencias en aminoácidos esenciales, por ejemplo, un alimento deficiente en lisina, pero con exceso de metionina, o viceversa.
Además, entre los aminoácidos existe un efecto sinérgico muy conocido. A una mayor cantidad de ingestión simultánea de aminoácidos corresponde una muy superior provisión de éstos para el organismo.
Y precisamente la combinación de la quinoa y el amaranto, logran un resultado final mucho más nutritivo y completo para el organismo, que su ingestión por separado y esto los convierte, para los expertos, en dos cereales muy ricos y poderosos en provisión de proteínas.
Desde el punto de vista nutricional, la quinoa tiene proteínas superiores a la caseína de la leche (además de que contiene mayor cantidad de hierro y calcio). Y, a pesar de contener menor porcentaje de proteína que la soja (que tiene 33%), posee 16 aminoácidos. De uno de ellos, la lisina: tiene 1,4 veces más que la soja, 5 veces más que el maíz, 20 más que el trigo y 14 más que la misma leche.
En cuanto al amaranto, su contenido proteico es superior al de cereales como el trigo, avena y al de la misma quinua, no en contenido total sino en cuanto a la calidad. El grano de amaranto tiene un perfil superior de aminoácidos que el organismo no puede sintetizar como la lisina y metionina.

La lisina tiene funciones claves en el desarrollo de las células del cerebro humano y en el crecimiento. La importancia de la lisina se debe a que tiene funciones claves en el desarrollo de las células del cerebro humano y en el crecimiento. De hecho, se la asocia con el desarrollo de la inteligencia, la memoria y el aprendizaje. Una dieta baja en este aminoácido no permite un crecimiento normal del organismo de los niños. En el caso de la metionina, es más consumido y es más importante como fuente principal de azufre y necesario para el metabolismo de la insulina.
Cultivado durante el tiempo de los incas en el Perú y de los aztecas en México, hoy el amaranto también se cultiva en Bolivia, Ecuador y Argentina. El grano posee entre el 12 % y el 16 % de proteínas y se consume entero, molido o refinado, lo que permite obtener una harina muy agradable; mientras que las hojas y las inflorescencias se preparan como hortalizas.

Una manera de diferenciar la Quinua del amaranto es por el tamaño,  la primera  tiene granos un poquito mas grandes que el amaranto.

Entry filed under: Fitoterapia, naturismo, salud. Tags: , , , , , , , , .

Proteinas Estrés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

Visitas

  • 136,817 hits
free counters

A %d blogueros les gusta esto: